¿Te pasa que vas a buscar una cifra en Google y terminas viendo la cartelera de cine? Si en la vida se necesita foco, en Internet se necesitan gríngolas. No son únicamente las distracciones las que pueden alterar el cumplimiento de nuestros horarios para las tareas del día, también lo son las alteraciones e imprevistos propios de nuestro trabajo: reuniones de emergencia, peticiones por correo, llamadas de colegas sobre algún tema, son algunos ejemplos.

 

Son situaciones que hasta podrían considerarse normales, no hay esquema que se pueda cumplir a la perfección, por lo tanto es fundamental la priorización de las tareas, tal como lo hacía con su famosa matriz el presidente estadounidense Dwight Eisenhower: realizar lo más urgente e importante en primer lugar, sin tiempo que perder, al comenzar tu día laboral debes enfocarte con intensidad en ello.

 

¿Cómo defines cuál es la tarea más importante del día?

Pregúntate cuál es la que tendrá el mayor impacto en el cumplimiento de tus metas.

 

Practica este hábito y hazlo parte de ti…

No te quedes con el conocimiento ¡Pásalo!

 

Share This