elearning

Cómo presentar un curso online

 

Muchas ganas de aprender pero muy poco tiempo para hacerlo. Eso pareciera ser una realidad moderna que mantiene a muchos al margen de la educación formal, sobre todo si no han tomado en cuenta la tendencia del e-learning, no solo como alternativa para formación sino como una opción de emprendimiento.

El e-learning o los proyectos de formación virtual deben entenderse en el marco de una estrategia integral de desarrollo del talento, orientada al logro de los objetivos de las empresas y organizaciones, y la mejora de sus niveles de competitividad. Es una nueva forma de educar.

 

E-learning: por dónde empezar a educar

 

Primero que todo necesitamos saber dónde estamos y hacia dónde vamos, por ello hay que tener en claro ciertos puntos:

 

1. Crea el contenido base: para ello debes saber en qué se basara tu curso y tener creado tu temario de lecciones las cuales pueden ir divididas en:

 

– Lección video tutorial.

– Lección escrita.

– Lección con recursos prácticos.

 

2. Graba tus contenidos

 

Al momento de grabar hay dos modalidades que puedes usar una donde grabas la pantalla y otra donde te grabas tú, los vídeos pueden ser grabados desde un teléfono celular, tablet o cámara profesional.

 

3. Edición del contenido

 

Esto puedes hacerlo tú mismo o contratar a un especialista.

Si buscas algo profesional para tu curso lo más recomendable es que lo haga un experto en edición y en caso de que quieras hacerlo puedes usar programas como Camtasia o Screenflow ya que son sencillos de usar a la hora de editar.

 

4. Archiva tus contenidos

 

Para estar más organizado es necesario llevar un orden de cada capítulo de tu curso y archivarlo de esta manera estarán evitando que se pueda extraviar tu contenido, también es recomendable crearle un respaldo en algún otro lugar que no sea el disco duro de tu pc.

 

Existen algunos programas donde puedes guardar tus archivos de forma segura y totalmente gratis como lo son Google drive, Dropbox, Box entre otros.

 

Lo más difícil de crear un curso es crear el contenido. Sin embargo, luego te quedarán horas de configuración para montar el curso y tenerlo listo.

Estas son algunas de las herramientas y recursos que necesitarás en función de dónde quieres montar tu curso.

Curso online: ¿tu plataforma o la de otro?

 

Cuando lanzas un curso online tienes dos opciones:

 

– Montar tu curso a través de plataformas de aprendizaje.

 

* Hotmart: es la plataforma más completa y efectiva para vender tu curso a nivel internacional.

Ellos son los únicos que te ofrecen la opción de que tu cliente pague en la moneda de su país.

Podrás agregar afiliados, montar el curso de forma efectiva y tener una buena experiencia de usuario.

 

* Udemy: es la plataforma más grande de formación en inglés y español, pero el montaje del curso es complicado y si no entras en su programa de cursos en súper rebajas no conseguirás mucho tráfico.

 

* Tutellus: una plataforma en español que te permitirá subir tu curso online, como profesor tendrás una ganancia del 70%. Ellos se quedan con el 30% y hacen muchas campañas y descuentos en general, así que puede ser bueno para arrancar.

 

– Montar tu curso con tu propio sistema de aprendizaje.

 

Si quieres montar tu curso solo, tendrás diferentes opciones:

 

– Montar una academia online con WordPress, puedes comprar una plantilla en Themeforest e instalarla tú o pagar a alguien para que te ayude.

 

– Montar un servicio de membresía con WordPress. Te recomiendo instalarlo en un dominio nuevo, por ejemplo: triunfacontucurso.com o en un subdominio de tu blog.

 

– Montar el curso en tu blog, si vas a cobrar lo recomendable en darle una buena experiencia al profesional inscrito, en una plataforma y con un diseño profesional.

 

Herramientas para tu curso online

 

Al momento de elegir las membresías estas son las mejores opciones:

 

*Memberpress: el plugin de WordPress más completo y eficaz para tener zonas privadas y ofrecer contenido de pago. Es fácil de utilizar y configurar. Lo único que tendrás que tener una buena plantilla para mostrar el contenido de tu curso y diseñar una buena estructura. Este plugin solo bloquea el contenido, no tiene un sistema de lecciones y módulos. Te ofrecen los primeros días gratis y luego 99 dólares al año.

 

* Simple Membership: plugin gratuito para ofrecer zonas privadas, lo malo es que te limitará para configurar cosas a tu gusto, pero funciona muy bien.

 

* Wishlist: otro plugin muy útil para tener sitios con membresía, tiene un coste de 197 dólares para un sólo dominio o 297 para múltiples sitios.

 

La opción básica de montar el curso en tu blog es creando una página con todo el contenido y luego asignando una clave para acceder.

 

Para alojar tus vídeos de forma segura te recomiendo estas 3 páginas:

 

* Vimeo: una de las mejores para guardar tus cursos y que solo puedan ser visto donde lo desees. La cuenta plus cuesta 59,95 dólares al año.

 

* Youtube: no lo recomiendo, porque los enlaces aunque los pongas ocultos cualquiera puede compartirlos.

 

* Wistia: es súper profesional como solución de vídeo, pero puede ser costosa si tienes muchos vídeos. Tiene un plan gratis para 5 vídeos.

El coste del curso es un poco caro, y es que si haces un curso formal, tendrás que calcular que mínimo invertirás unos 300-400 dólares/euros. Si pasas de utilizar herramientas útiles, el curso te costará unos 80 – 150 dólares/euros.

 

Yo te recomendaría optar por la solución completa, porque la mayoría de herramientas las volverás a utilizar en tus próximos cursos, además recuerda que puedes recuperar tu inversión económica (excluyendo las horas que invertirás) vendiendo pocas unidades de tu curso.

 

Existen diversidades de cursos que puedes crear, como lo son cursos de aprendizaje, tutoriales, matemáticas, historia, dibujo, idiomas entre otros.

E-leaning: ¿cobrar o no cobrar?

 

Otro punto a tener en cuenta es el valor de tu producto, tienes la libertad de decidir si tu producto será pago o gratis.

 

Tienes que tener en cuenta sus ventajas de ventajas

 

Ventajas

 

-Inversión muy reducida: no se necesita tener un local físico abierto y los gastos son mínimos. Solo con tener una página web ya puedes empezar a vender productos. También, al ser un producto digital, no hay gastos de envío.

 

-No hay almacenamiento: no hay que gestionar ni preocuparse por los stocks.

 

-Libertad: se puede atender a clientes de todo el mundo en cualquier momento.

 

-Facilidad de cobro: existen muchas formas de cobro con este tipo de productos.

 

-Coste de producción muy bajo: el 95% es el tiempo que el autor tarda en crearlo.

 

-Escalable: creas uno y puedes vender miles. El beneficio es cada vez mayor conforme aumenten las ventas.

 

-Mercado: tiene un gran potencial de crecimiento.

 

-Rapidez: en cuanto el cliente paga, ya tiene el producto en sus manos.

 

-Automatización: se puede crear un sistema con el que desentenderse.

 

Desventajas:

 

– Tiempo: no se trata de crear un producto digital, abrir una página web y lanzarse a vender. Eso no funciona. La clave de este sistema es que tengas una audiencia y para ello hay que ofrecer una serie de contenidos gratuitos que despierten el interés del lector. Eso implica esfuerzo y un tiempo en el que no estarás generando ingresos.

 

– Confianza: para que tus lectores den el salto de comprar tus productos tienes que ganarte su confianza. Eso también con lleva tiempo.

 

– Marketing: ¿te has parado a pensar en qué producto vender por internet? Al igual que con un producto físico hay que realizar un estudio de mercado y crear una estrategia de marketing.

 

– Riesgos: habrá personas que lo compren y después se lo regalen a otros.

¿Vender mi curso online en mi página buscar otra plataforma?

 

Al momento de pensar si quieres vender tu curso o producto en alguna página web externa o en tu propio blog, podrías optar hacerlo desde tu propio blog o página web, ya que de esta manera te ahorras comisiones que suelen cobrarte ese tipo de plataformas, aunque esta opción implica que tengas que invertir en más herramientas de lo que una plataforma podría ofrecerte por el monto incluido en la comisión que te cobra.

 

Publicarlo en tu propia web obtendrás muchos beneficios como lo son:

 

– Recibirás más beneficios al quitarte el % de comisión por afiliado.

 

– Los suscriptores serán tuyos y no del intermediario.

 

– Podrás hacer precios más competentes según el contenido de valor que estés ofreciendo.

 

– Controlarás el proceso de venta.

 

– Crearás visitas y tráfico en tu propia web, información muy útil para cualquiera que tenga un negocio digital y que ayuda a controlar si tu infoproducto funciona o no.

 

– Podrás diseñar tu página de venta como desees.

 

Ya tienes todo lo necesario para tu curso online ahora debes tener en claro 3 puntos importantes a la hora de hacer marketing o promocionar tu curso

 

– Crea una base de datos de contactos potente

 

La base de datos como herramienta de marketing

 

Hablamos mucho de las redes sociales, pero para la venta, el email sigue siendo el rey. Sin embargo, de nada sirve hacer “spam” a una lista de emails que te han vendido o que has cogido buscando.

 

Es importante crear una relación duradera con una base de datos o contactos y aportarles valor, para que en el momento en el que crear un nuevo producto o servicio, tus contactos crean en tí, en tus resultados y se apunten al curso que has creado.

 

– Promociona tu curso por Internet

 

El mundo online representa una fantástica oportunidad para promocionar tus cursos. Sin embargo, para que la promoción sea efectiva, tienes que pensar en una estrategia coherente y rentable de promoción. Te dejamos aquí algunas pistas para promocionar tu curso sin un coste demasiado elevado:

 

Encuentra grupos de Facebook en tu sector, participa en ellos y difunde la información de tu curso con beneficios para tus potenciales clientes.

 

Difunde la información en grupos de Linkedin en el sector en el que perteneces. Si tienes presupuesto, puedes pensar en hacer una campaña de publicidad en Facebook, Adwords, Linkedin o cualquier otro canal dónde están tus clientes.

 

Promociona lo en tu sitio web o blog. Puedes pensar también en colaboraciones online haciendo promoción cruzada o guest blogging para promocionar tu curso.

 

Crea un programa de “afiliados”

 

Una de las formas de promoción más poderosa que existe es la recomendación de tu curso por parte de otra persona o empresa.

Muchas veces, recomendamos productos o servicios sin nada a cambio, simplemente porque nos gustan, pero si ofrecemos un incentivo a algunos contactos que tenemos, este boca oreja será mucho más poderoso.

 

Puedes crear un programa de afiliados o “comisionistas” de forma totalmente “manual” o también de forma automática a través de los numerosos software que existen actualmente.

 

Ahora ya tienes toda la información para crear tu curso online. Tomar acción es el próximo paso, ¿estás preparado?

Share This