Pitch de negocios… ¿qué es? Es simplemente el discurso  o presentación hecha palabras con el cual respondes de manera rápida y sencilla (en un minuto o menos) en uno de los momentos más difíciles de enfrentar (incluso hasta para mí, como coach)… La muy temida pregunta:

¿Qué haces?

Entonces, es ese el instante en el que se te nubla el pensamiento y te preguntas:

¿Cómo lo digo de manera que se entienda?

Ya he sido protagonista de esta escena  y en mi primera vez (siempre la hay, para todo, sin excepción) supe realmente qué y cómo responder a la interrogante con la que intentan saber (propios y extraños) a qué me dedico. En ese momento recordé el Elevator Pitch, (discurso entre 20 y 60 segundos) concepto acuñado por Philip P. Crosby, en los 80s., bastante popular entre emprendedores hoy en día.

Luego de aquel rapidísimo «click» lo dije:

Tenemos una comunidad que se dedica a entrenar a la gente que quiere hacer negocios de Internet, una universidad virtual como lo es AdsUniversity.com

Así. Corto, conciso, claro y directo al punto. Estaba claro para mí y, al parecer, para ellos también.  No se trataba de una ponencia, por lo que, no profundicé en cosas quizás no eran importante en aquel momento. Luego de eso, entendí que lo había logrado: mi mensaje llegó tal como quería…

El cómo hables de tu negocio puede ponerte justo a un paso de un posible cliente y, ¿por qué no?, potencial compañero de aventura como socio.

Pero, tal como si se tratase de un comercial, ¿qué debes tener cuenta al develar ante otros tu pitch de negocios?

Veamos…

La triada de tu pitch de negocios

1. Comienza con un problema.

Un buen pitch de negocios identifica y enfoca el problema que tu negocio solventa a potenciales clientes, ofreciendo una solución real.  Muchos lo hacen al revés (hasta yo en mis inicios lo hacía): hablan de la solución, producto o servicio que desean fervientemente ofrecer, terminando por NO solucionar el problema que un determinado mercado objetivo enfrenta, lo cual hace tu pitch totalmente inútil e inservible.

La solución que ofreces, debe estar en un principio, dirigida hacia un problema que encare un porcentaje apreciable de un mercado objetivo.

Es sencillo: tu solución debe apuntalar a un problema que un número significativo de personas tenga.  El problema al cual apunta tu solución debe ser común en muchos. En este sentido, puedes liderar grupos de enfoque y hacer investigación de mercado para pulsar si otros convergen en el mismo problema. Luego, comparte tus hallazgos con otros para equilibrar tu mercado.

2. Ajustando tu pitch de negocios

A este punto debes ajustar tu pitch a ese avatar que hace parte de tu audiencia. Si se tratase de algún evento, lo ideal es que brindes la mayor cantidad de información acerca de lo que haces. Sin embargo, si te encuentras en una reunión informal entre amigos y conocidos -tal como me ha sucedido muchas veces- habla de lo más relevante, de manera que les sea fácil de recordar.

Nota mental: Cerciorarse que recuerden dos nombres: el tuyo y el de tu negocio, además de lo que haces, asociándote a una solución.

3. Apunta hacia el pez gordo

 Así como en el mercado debes apuntalar a tu competencia, (todo negocio, por muy pequeño e incipiente que sea la tiene, en situaciones de informalidad o de relevancia, al desarrollar tu pitch de negocios, dirígete siempre a la persona o personaje importante en la habitación.

No olvides que el mundo del emprendimiento es como un océano donde no existen peces pequeños. Estás con tu posible competencia porque  ERES COMPETENCIA.

Moraleja

Para que un pitch de negocios tenga éxito, sin importar el la dimensión del entorno en el cual se dé, requiere de.

  • practicidad
  • simplicidad
  • claridad y
  • firmeza.

A nivel de mercado, tal como si se tratase de tu reputación, tu pitch puede disparar tu nombre, el de tu empresa y lo que ofreces si describe aspectos positivos e interesantes en pro de mejorar la vida de otros o bien hundirte en el más terrible de los olvidos si no resultase llamativo a quien llegue.

Tu pitch es la carta de presentación a nivel  de negocios.

¿Has pensado en él como parte esencial de tu empresa y lo que ofreces?

Share This