“Si tomas la pastilla azul la historia acaba, despiertas en tu cama y crees lo que tú quieras creer. Si tomas la roja te quedas en El País de las Maravillas y te enseño qué tan profundo es el hoyo. Recuerda solo te estoy ofreciendo la verdad, nada más”.

The Matrix

 

Emprender a los 40 implica elegir, con miedo e incertidumbre. La primera vez que vi la película The Matrix fue mi primer encuentro con lo que es mi escenario de hoy. Tengo mi propia Matrix (siempre la tuve), pero hasta ese momento había escogido no verla.

 

Siempre he sido fanático del emprendimiento. Poco he temido a los retos, todo lo contrario, me activan la adrenalina. Pero esto de pasar de mi Matrix de carne y hueso a la pantalla verde de impulsos eléctricos, te confieso que me costó.

 

Para mi significó un salto al vacío. Afortunadamente iniciar mi carrera en Internet, fue una práctica de benji; no caí al vacío, solo lo contemplé, lo temí y celebré haberlo sobrevivido. Hoy puedo decir que ese salto me reconectó con mi propósito. Me salvó del aburrimiento y me lanzó a la Matrix de lo posible. Una oficina en una nube, en un escenario digital, repleta de creatividad, energía y rentabilidad.

 

La buena noticia para ti, es que mi oficina, no es la tuya. No hay un modelo único. Te invito a descubrir tu Matrix.

Lo inexplicable del negocio digital

 

“Te darás cuenta, como yo lo hice, de que es distinto conocer el camino que recorrerlo”. The Matrix

 

Cuando estaba frente a mi computador, con audífonos, medias estridentes y sin corbata para asistir a mi primer webinar, comencé a darme cuenta de qué se trataba. Es distinto conocer este mundo online sin vivirlo. Antes de esta aquí todo lo que piensas está solo en el terreno de las suposiciones.

 

Cuando los hermanos Wachowski lanzaron la película yo arranqué mi carrera profesional desde cero y cuarentón. En ese momento no tenía idea de qué hacer. Venía del mundo corporativo, el piso, la estabilidad, pero también el aburrimiento y la desconexión con mi talento.

 

Empezar de cero. Esto puede sonar retador o aterrador. ¿Cómo te suena a ti? Yo te diría que, en mi caso, sentí con intensidad ambas emociones. ¡Tienes certezas en la juventud y tanta incertidumbre en la madurez!, pero lo que es constante en todo proceso de rediseño de vida, es el cambio.

 

“No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio”.

Charles Darwin

 

Imaginen que luego de estar en esa zona de confort, en esa alfombra profesional alguien la hala con fuerza para convertirla en impulsos eléctricos.

Matrix: un nuevo código comunicacional, una encrucijada…

 

“Necesitamos dejar de ver el trabajo como un medio para ganarse la vida y empezar a comprender que es uno de los ingredientes elementales para realizar una vida”.

Luci Swindoll

 

¿La vida de carne y hueso o internet? ¿Seguir en un trabajo con horario de oficina y pago seguro o emprender mi propio negocio? Realmente no hay tal encrucijada, la doble vía se convierte en un solo camino, incluso más ancho, más transitado, con muchas oportunidades. ¡El negocio por internet llegó para quedarse!

 

Pero, y qué pasa si no sabes nada. Sino no te entienden (lenguaje), si tu currículo no vale igual (actualización profesional), si la audiencia que quieres, está en esa autopista (conocimiento del cliente).

 

¡Bingo! Resiliencia. Toca reacomodarse luego del terremoto, peinarse, ponerse los zapatos, agarrar el morral…¡Y entrompar el cambio!

 

¿Qué si tuve miedo? ¡Claro! Y lo hice con miedo. Y más miedo me dio ante el primer fracaso ( ¡Y los que faltan!). Ya con el segundo y el tercero el la certeza de que iba por buen camino, amortiguaba el golpe.

Matrix a los 40 y con miedo

 

Vamos hacia donde está nuestra visión.
Joseph Murray

 

Internet es un mar de conocimientos y de incertidumbres. ¿Será rentable?, ¿es posible que un negocio sea productivo en la plataforma digital?, ¿podré con esto a mi edad? Son muchas más preguntas que respuestas las que se tienen antes de dar el primer paso. Toca estudiar. Probar, investigar y analizar el potencial negocio, el mercado, la plataforma. Aunque no es a prueba de fracasos, ayuda a darnos seguridad. Pero más allá del escenario, hay un aspecto estratégico en el emprendimiento, y eso es la visión. Lo que queremos lograr, lo que queremos ser, sin eso no hay camino.

 

¿Cuál es tu negocio actualmente? Profesional independiente, abogado, periodista, coach, trainer, networker, dueño del negocio tradicional…Quieres conservar tu esencia intelectual, tu reconocimiento, tu profesionalismo, pero quieres vender más. Internet es la ruta a explorar y explotar. ¿Sabes dónde está tu público? Justo ahí, en el mundo online. 

 

Más de la mitad de la población mundial utiliza Internet, con más de 3.750 millones de personas online; y el 50% del tráfico web procede de dispositivos móviles,  con un crecimiento de nada menos que el 30 % respecto al 2016. Estas son dos de las principales cifras a destacar del informe de We Are Social 2017. 

 

Según la Organización de las Naciones Unidas, un total de 830 millones de jóvenes tienen acceso a internet, lo que representa más del 80% de la juventud en 104 países. 7 de cada 10 los jóvenes que pueden conectarse a la red en todo el mundo.

 

 

Hay un mundo allá afuera. Y para acercarte a él debes prepararte y abrir tu mente. Yo no puedo hacer eso por ti, pero tú sí:

 

“Estoy intentando liberar tu mente, Neo. Pero solo te pudo mostrar la puerta. Tú tienes que atravesarla “.

The Matrix

 

 

 

 

Share This