La vaca púrpura, esa es tu audiencia meta. Teorías sobre marketing hay muchas, para Seth Godin su Vaca Púrpura se instaló como principio básico del mercadeo desde 2014, cuando se publicó su libro.

Hemos llegado a un punto en que ya no podemos apuntar directamente a las masas. Hemos creado un mundo en el que la mayoría de los productos son invisibles.

Seth Godin

Una Vaca Púrpura en el medio de un rebaño de colores ocres, además de asustar un poco al principio, siempre llamará la atención, entre sus pares y su entorno. Esa es tu audiencia meta. 

Eso hará que lluevan críticas y cuestionamientos. ¿Cómo es posible? ¡Qué atrevimiento el de esa vaca de desentonar de esa forma el paisaje establecido!

El hecho de ser diferente es factor y característica clave centro del marketing. Seth Godin invita a una apuesta exclusiva y diferencial, él tiene «La Vaca Púrpura» porque

Las cosas aburridas llega un momento que se vuelven invisibles. Seth GodinTwitter

Una vaca marrón o de pintas blancas y negras es común, por tanto, pasará desapercibida. Lo fundamental y diferente de La Vaca Púrpura no es sólo el hecho de ser distinta sino que es extraordinaria y lo es porque simplemente es original. Lo extraordinario siempre es nuevo, interesante, llamativo, excepcional.

Ahora, ser diferente no es un tema de capricho, todo tiene un sentido y un propósito, y ese camino lo marca tu audiencia meta. Ellos no te dirán lo que quieren comprar, tú tienes que averiguarlo.

La audiencia meta irresistible

Audiencia Meta

No seas una vaca más. Sé una Vaca púrpura o confórmate con ser invisible.

Como dice Seth Godin en una de las citas publicadas en La Vaca Púrpura:

Ya nadie se ríe de los viejos chistes», entonces, crea, sal de la cotidianidad y lugares comunes.

La mejor forma de llegar al público es dirigirse a un nicho en lugar de a un mercado amplio. Con un nicho, se puede segmentar un fragmento del público y crear un ideavirus tan centrado, que abrumará a esa pequeña porción del mercado, predispuesta a responder al producto que vendemos.

Seth Godin

Procura ser generador de ideas notables. No te conformes con crear «ideas muy buenas» que te den óptimos resultados. Crea ideas notables que produzcan resultados extraordinarios. Tu audiencia meta te lo agradecerá. 

Porque no carecemos de ideas sino de esa voluntad indetenible de desear llevarlas a cabo. Arriesgarse es la clave que te dará resultados, no sigas a la masa, eres diferente y te debes a una audiencia que busca compra justamente ese valor único.

En un mercado digital ruidoso y acelerado, es imprescindible diferenciarse con contenido del que realmente valga la pena hablar, difundir, hacerse eco.

No seas una vaca más. Sé una Vaca púrpura o confórmate con ser invisible.

Lo extraordinario es un asunto del que siempre vale y valdrá la pena hablar.

Tu audiencia meta es otaku

Te adelanto que muchas veces te sentirás inseguro cuando veas ese montón de vacas pasando a tu lado maullando lo famosas y exitosas que son, cuando realmente venden lo mismo del montón y se miran en el espejo de Blancanieves para que les diga que es lo más lindo que existe sobre la faz de la tierra.

Cuando eso pase, mantén el foco, cabeza en alto recuerda que no eres para todos, que tu audiencia mínima viable existe en la cantidad justa y necesaria para tu negocio, que a ella te debes y que por ella estás dispuesto a arriesgar o morir.

Te cuento qué es lo encontrará tu audiencia meta al final de este camino que elegiste, encontrará a otaku:

Los japoneses llaman otaku a aquello que es más que una afición, pero menos que una obsesión: es el deseo irresistible que lleva a alguien a cruzar toda la ciudad para probar un nuevo restaurante de fideos que recibió una buena crítica; es el deseo de aprenderlo todo sobre la nueva locomotora digital de Lionel y contárselo a los compañeros de afición.  

¿Dime quién se resiste a convertirse en ese restaurante de fideos?

Ese es nuestro punto de encuentro. 

Share This