“El caos no es un pozo. El caos es una escalera. Muchos de los que intentaron escalarla fallaron, nunca podrán probar de nuevo. La caída les rompió”. Petyr Baelish

Lord Baelish o, si prefieres Meñique, ha sobrevivido hasta la séptima temporada de Juego de Tronos fiel a su pensamiento: sacar provecho de las situaciones de crisis e incertidumbre, tal y como les toca a los grandes líderes en tiempos tormentosos. 

Meñique ha sabido moverse hacia arriba en el medio del caos, adaptándose y tomando ventaja del desconcierto, pero también creando oportunidades para quedar bien posicionado, a través de una manipulación cuidadosamente planificada, tal como lo demostró ya desde la primera temporada de Game of Thrones con la traición a Ned Stark.

Conseguir lo que quieres

Obviemos sus aspectos malvados y veamos qué de positivo podemos aprender de Meñique para aplicarlo en nuestro negocio y desempeño como líderes.

La observación, la comunicación y la habilidad para planificar aun en momentos de crisis, son tres de sus rasgos más notables, útiles en el Juego de Tronos y para ejercer liderazgo fuera de la ficción.

El primero, la observación, le permite obtener la información necesaria para gestionar su actuación; mientras que la comunicación le permite persuadir y convencer para ejecutar sus planes, y a la vez escuchar como parte de su tarea de observar.

El tercer rasgo, la habilidad para planificar, seguramente trabajada con mucha reflexión y aprendizaje de la experiencia, le permite poner en marcha los pasos necesarios para alcanzar sus objetivos.

Además, planifica con tranquilidad, mirando para arriba siempre a la hora de escalar, afrontando los desafíos y obstáculos confiando en sus talentos y capacidades, pero también conociendo y admitiendo sus debilidades.

“Eso es lo que sé, eso es lo que soy, y sólo admitiendo quienes somos podemos conseguir lo que queremos”. Petyr Baelish

Juego de tronos: Perseverancia y riesgo

“Y algunos a los que se les dio la oportunidad de escalar, se aferran al terreno, a los dioses o al amor. Ilusiones. Solo la escalera es real. La subida es todo lo que hay”. Petyr Baelish

La segunda parte de la cita con la que comienza este post, nos revela un rasgo adicional de Lord Baelish, también útil para un liderazgo eficaz: la perseverancia, seguir adelante sin aferrarse a los errores o a los fracasos que te hunden en el pozo, continuar escalando siempre en el medio del torbellino.

En esa escalada también se corren riesgos, ¿por qué no?

“Hay tantos hombres que arriesgan tan poco. Se pasan toda su vida evitando el peligro, y luego mueren. Yo arriesgaría todo para obtener lo que quiero”. Petyr Baelish

La valentía para actuar, aun con los riesgos que se corren, te acerca más a tu objetivo que quedarte paralizado por el miedo al fracaso.

¿Cuál es tu límite para asumir riesgos?

Continuará…

Elsa Pilato. #ContentTeam

Share This