Convertir talento en ingresos se parece mucho a esa fantasía infantil que visualiza como único camino “hacer lo que te haga feliz”. ¿Qué tal si retomamos esa idea? Quizá no como un único camino sino como el más rentable y perdurable. Y es que unir el placer y el trabajo es posible. Y no se trata de fórmula mágica, implica esfuerzo y trabajo, quizá mucho más que cualquier otro proyecto, pero se trata de el diseño de tu vida, así que definitivamente vale la pena. Te cuento por qué.

Para el momento que me gradué de Ingeniero Industrial, pensaba que el título definiría mi vida. ¡Qué equivocado estaba! Una profesión es apenas un trazo de tu vida, y a veces ¡Ni eso! Ignoraba que transformaría el diploma en una serie de historias de oratoria, marketing, ventas y publicidad.

Así pasó, y pasa.

Me topé con mi talento y no lo dejé ir. Decidí replantear todo, ajustar el enfoque. Llámese don, habilidad, experiencia o talento… Aquí estamos, y aquí seguimos.

Cómo logré Convertir Talento en Ingresos.

A continuación, te cuento en varias claves, cómo logré convertir mi talento en ingresos…

  1. Invierte en tu sueño

Aquí viene mi gran pregunta para ti.

¿Qué estás haciendo hoy que te llevará a dónde quieres estar mañana?

Si tu respuesta es  «nada», entonces espera eso mismo: Nada. De esa forma nunca cumplirás tus metas y objetivos.

Puedes pasar de ventas al detal (en mis inicios tuve mi trailer de perros calientes (hotdogs o salchicas) y mi tienda de videos), al negocio del marketing (como muestra un botón 😀 )

Eres periodista, y tienes muchos años en la fuente de cine, empezaste a escribir un blog y tus seguidores crecen a diario. Este puede ser el inicio de un producto digital. Pasar de tu hobby a la asesoría personalizada es una meta posible..

¿Qué te separa de la meta? …

La diferencia entre tus sueños y tu visión es TU ACCIÓNTwitter

Me fascina escribir y contar historias a través del email marketing… Por eso, no dejo de hacer entrenamientos de copywriting para ser aún mejor. Es inversión en mi conocimiento y desarrollo.

Apuesta a tu talento hoy, independientemente de lo importante o no que parezcan tus acciones.

  1.    Piénsalo dos veces antes de rechazar una oportunidad.

Para lograr convertir talento en ingresos, es crucial identificar las oportunidades, observarlas, considerarlas bien antes de decir que no. Pues…

La oportunidad es como un gran corredor con pasillos adyacentes, los cuales nunca ves hasta que comienzas a caminar el corredor.Twitter

Saca ventaja de cada oportunidad que se te presente en el camino, incluso si las salidas no ofrecen recompensa inmediata.

Antes de llegar a donde estoy, estuve varios años en la industria tradicional, en la cual tuve la fortuna de ocupar importantes cargos. Sin embargo, al decidir dar el gran salto al entorno digital, no fue tan simple. Las oportunidades no aparecieron de inmediato y, aun así, no dejaba de mostrarme, tratando de mantenerme en el radar de los demás, aquellos con más experiencia que yo. La humildad es clave en esta fase, no hay trabajo pequeño cuando se trata de aprender. No desistí, pues sabía que esto era lo que yo quería, a pesar que para muchos, yo estaba loco (Jobs, Einstein y tantos otros también lo estaban. ¿Recuerdas nuestra reunión de talentos?).

 

 

Finalmente, luego de tocar puertas, «cargar cables» tras bastidores, mi oportunidad llegó.

Toma algún tiempo de descubrir esa chispa que le da sentido a tu vida… Incluso, cuando lo encuentras, el incursionar en algo nuevo resulta algo un tanto titánico. Lo importante es persistir. No rendirse.  Piénsalo dos veces antes de rechazar una oportunidad, por muy pequeña que parezca.

  1.    Sácale provecho a tu experiencia (Apuesta a ti)

Creo firmemente que uno de los secretos de mi éxito al convertir talento en ingresos, ha sido impulsar y sacar provecho de mi experiencia en cada gramo de ella. Por lo tanto, nunca debes subestimar lo que has hecho y lo que eres capaz de hacer.

Cada experiencia es una inversión en tu marca personal

El promover tus habilidades puede ser un tanto incómodo, lo será hasta que internalices que tu conocimiento y experticia es el principal activo de tu negocio. Además, llegará el momento en el que ni siquiera tendrás que mercadearte, ya que tu comunidad y tu servicio hablará por ti.

  1.    Haz lo necesario para entregar valor

Para mí, uno de los elementos básicos al convertir talento en ingresos es el dar valor, valor y más valor.

De las dimensiones que más me apasionan de mi negocio está la creación de contenido de valor. ¿De qué sirve lo que sabes sino eres capaz de comunicarlo efectivamente a tus seguidores?  En equipo hacemos todo lo necesario para que, una vez creado, pueda ser entregarlo en distintos formatos:

  • Artículos
  • Posts en RRSS
  • Audios
  • Videos
  • PDFs
  • Entrenamientos

En cada uno de esos escenarios en los cuales hemos impartido conocimiento, técnicas, estrategias hay una gran inversión en tiempo y esfuerzo… Por eso, nos aseguramos que se entregue valor, lo cual se traduce en resultados.

Así como estuve dispuesto a apostar por mí, invertir en lo que creía y en lo que hacía, haciendo todo lo necesario para entregar valor, tú también puedes (y debes) hacerlo por ti.

5. Nunca dejes de aprender

Como individuo, emprendedor y coach, sé de la importancia del aprendizaje constante. Convertir talento en ingresos y posteriormente alcanzar el éxito sustentable implica eso… Nunca dejar de aprender. El aprendizaje continuo es un pilar para mí, es un culto para todo emprendedor profesional.

Para que el éxito también ocurra en tu vida, debes invertir en tu aprendizaje hoy. El destino es relevante, pero el viaje que realices es lo que constituye tu vida… No importa si debes dar la vuelta al mundo en más de 80 días… (No eres Phileas Fogg 🙂 )

¿La meta? No hay tal meta, es un camino.

Share This