¿Cómo diferenciarse en un mercado saturado? ¿Cómo hacer que se fijen en ti por encima de otros que están en el mismo negocio que tú? Quizá la respuesta se resuma en una sola palabra: Tribu.

 

Son preguntas que con toda seguridad te han agobiado, pero no te preocupes, puedes distinguirte entre la gran masa, sí es posible, y no, no es necesario que vistas ropa fosforescente, aunque brillar, de forma sostenible preferiblemente, sí debe ser tu norte.

Observar para diferenciar

 

Muchos recomiendan no mirar qué hace la competencia, pero la observación es clave. No se trata de imitarla ni de tener una reacción a cada una de sus actuaciones. Se trata de analizar qué puedes aprender de tus competidores para diferenciarte en el mercado.

 

¿Y qué es lo que puedo aprender de mi competidor? Puedes identificar qué necesidades de sus clientes permanecen insatisfechas, y crear una solución con características nuevas que se enfoquen en llenar ese vacío. Twitter Si lo haces, habrás dado con un nuevo nicho.

 

De aquí se desprende que no solo debes mirar al rival, también a los clientes. Conocerlos y entender qué quieren es tan fundamental como tener claro qué quieres tú y qué puedes ofrecerles como solución a sus necesidades.

 

Ten en cuenta además que en muchos casos, esa necesidad insatisfecha se soluciona apenas introduciendo un pequeño cambio, una mínima innovación. Por eso, la recomendación es estar alerta y echar a andar la imaginación para intentar algo diferente que le agregue valor a tu producto, siempre en función de la necesidad que hayas percibido.

Ve a lo específico

 

“Piensa en el mercado más pequeño concebible y describe un producto que lo abrume siendo extraordinario”.
Seth Godin

 

Para diferenciarse hay que actuar de forma diferente. Observar los caminos menos transitados porque en ellos puedes encontrar las oportunidades de negocio, nichos de mercado que aún no han sido explorados.

 

Una de las vías que puede resultar conveniente y rentable es ofrecer soluciones al problema específico de un público reducido. Atender a aquellos grupos que no están atendidos por la gran mayoría, las tribus que esperan por un líder.

Una tribu espera por ti

 

Por millones de años los seres humanos han formado tribus de acuerdo con sus intereses y en torno a un liderazgo.

 

En nuestros tiempos las tribus han proliferado, con Internet, organización en redes, redes sociales y múltiples vías de comunicación disponibles ya no hay barreras para que se reúnan las personas y conformen una tribu.

 

Es lo que plantea Seth Godin en el libro Tribus: necesitamos que tú nos lideres. Dice que las tribus ansían líderes y cualquiera dentro de un grupo u organización posee las habilidades para asumir ese liderazgo y marcar una diferencia.

 

“Una tribu es un grupo de personas conectadas entre sí. Este grupo está conectado a un líder y a una idea que consigue inspirar pasión a todos sus miembros”.
Seth Godin

 

Aplicado a tu emprendimiento, esta visión nos dice que insertándonos en una tribu o creándola, conociendo como miembro sus necesidades y deseos, podemos pasar a liderarla, aportando nuestras soluciones e ideas.

 

El temor a sobresalir y a ser criticado debe dejarse a un lado para poder dar un paso al frente y liderar a la tribu. El reconocimiento y el respeto en el grupo serán importantes para tu desarrollo como emprendedor y para marcar una diferencia en el mercado.

 

¿Qué tipo de tribu te gustaría crear?

Share This